• Adistra News

Cómo los líderes pueden manejar su propio yo crítico

Comprender y prepararse para su yo crítico puede ayudarlo a navegar en situaciones difíciles y ayudar a otros a hacer lo mismo.


Es el que está en tu cabeza reproduciendo esa conversación incómoda con un cliente y destacando las caras aburridas que habían en tu última presentación. Es el que avergüenza antes de hablar en una reunión y sabotea tus grandes ideas porque, por supuesto, no son tan buenas. Y aunque le prestas oídos, ¿Cómo es que llegaste a estar donde está hoy, teniendo tantas deficiencias?


Esa voz tu yo crítico, una conversación interna negativa o auto-saboteadora, y todos tenemos una, según Daena Giardella, profesora titular principal y coach ejecutiva en el MIT Sloan School of Management.


“Ya sea que recién estas comenzando, o seas un profesional en la mitad de tu carrera, o estés al final de tu carrera profesional, lo he encontrado en todos los ámbitos, en todas las edades y culturas, y en diferentes etapas de sus carreras, en todas partes las personas tienen que lidiar con su yo crítico”, dice Giardella, quien se especializa en liderazgo, cultura organizacional, sesgo inconsciente y desarrollo de equipos.


El yo crítico, ya sea como una voz paralizante o una ansiedad de fondo, es una parte constante en nuestras vidas, dice Giardella. Un equipo que no puede manejar a sus yo internos terminará con conflictos, estancamientos y baja productividad e innovación. Sin mencionar el tiempo y la energía desperdiciados en interacciones improductivas, que a su vez pueden crear un ambiente crítico que perjudica la seguridad psicológica de un equipo.


"Y, por supuesto, todo esto puede conducir potencialmente a un impacto negativo en el resultado final", agregó.


Según Gallup, en 2017 solo tres de cada 10 trabajadores de los EEUU estuvieron de acuerdo en que sus opiniones eran importantes en el trabajo. Sin embargo, si esa proporción fuera de seis en 10, esas compañías podrían ver un aumento del 12% en la productividad y una reducción del 27% en la rotación de personal.

Esta capacidad es crucial para los líderes que desean ser hábiles influenciadores...


La capacidad para manejar este yo crítico es una habilidad de influencia clave para el líder. Considera que esta habilidad es parte de un conjunto de herramientas de autorregulación emocional, que te ayuda a controlar tus emociones y reaccionar ante ellas.


Esta capacidad es crucial para los líderes que desean ser hábiles influenciadores, especialmente durante conversaciones difíciles o en momentos estresantes y cambiantes.


A continuación, les sugiero cómo pueden identificar y manejar a su yo crítico, y cómo reconocer y respetar a otros que estén luchando con su propio yo crítico.

Entiende las características de tu yo crítico.


El yo crítico es dañino porque activa nuestro modo de autoprotección, dice Giardella. Disminuye nuestro sentido de confianza y amplifica los sentimientos de vergüenza e inseguridad que socavan nuestra confianza para tomar riesgos y confiar en nuestras elecciones.


El yo crítico puede proyectar las inseguridades de uno sobre los demás. Por ejemplo, tu yo crítico te dice que al hombre de la primera fila no le gustó tu presentación por el ceño fruncido o que un colega rechazó tu idea porque sólo le diste una respuesta superficial. Pero en realidad, tu colega estaba preocupado por la falta de cuidado de sus niños durante el día, y el hombre de la primera fila se sentía mareado después del almuerzo.

"Es un mensaje tóxico y auto-culpable que generalmente está conectado a un sentimiento de vergüenza profundamente arraigado que dice: Yo no estoy bien”, dice Giardella.


Y a veces proyectamos esa culpa en los demás, y los responsabilizamos de cómo nos sentimos, agrega. Este es el ciclo de "culpa-vergüenza".

Involucra a tu campeón interno y editor interno

El yo crítico es un oponente intimidante, pero tienes a más un personaje interno. También tienes un yo campeón y un yo editor, plantea Giardella.


Mientras que un yo crítico enfoca nuestros errores y fallas, nuestro yo campeón nos recuerda que somos humanos, que estamos haciendo lo mejor que podemos y que hemos pasado por tiempos difíciles y hemos logrado salir exitosos.


"Nuestro yo campeón es la parte de nosotros que ofrece auto-entrenamiento constructivo en momentos de duda al recordarnos nuestras fortalezas, nuestros éxitos, nuestra tenacidad y nuestra capacidad de recuperación", dice Giardella.


Una forma de aprovechar esta voz es preguntarse qué le diría su mejor amigo si escuchara lo que tu yo crítico dice en tu cabeza. O considera una persona o modelo a seguir que admire, que haya manejado con éxito una situación como la que enfrenta; encontrando sus fortalezas en ti mismo.


El yo editor es una voz que puede confundirse con el yo crítico, pero a diferencia de este último, ofrece sugerencias constructivas en lugar de observaciones vergonzosas. Giardella advierte que el yo editor puede ser "retenido como rehén" por el yo crítico, por lo que es importante identificar y comprender las diferencias entre los dos.


Existe una gran distinción entre el yo crítico, que genera vergüenza, dudas y una imagen negativa de sí mismo, y el yo editor, que es una facultad cognitiva vital que nos ayuda a discernir cómo editar, adaptar o cambiar nuestras elecciones, para hacer los movimientos estratégicamente más efectivos en el diálogo o la interacción.

Prepárate para la aparición de tu yo crítico

Entonces, ¿qué puedes hacer cuando tu yo crítico levanta la voz?


Comienza por identificar cuándo aparece, dice Giardella. Luego identifica las palabras, pensamientos y sentimientos físicos o emocionales que tu yo crítico te envía. Puedes probar con estos pasos:

  • Antes de una situación desafiante: reflexiona sobre tus peores escenarios y temores imaginados. Trae a tu yo campeón de manera preventiva para una charla motivadora que te ayude a ganar perspectiva e identificar tus preocupaciones exageradas.


  • Durante una situación estresante: respira profundamente, mantente en el momento, no apresures tu pensamiento o tus respuestas. Si se trata de una presentación, haz una conexión con la audiencia. Sé generoso y curioso acerca de ellos, en lugar de concentrarte en ti mismo.

  • Después de una situación estresante: escribe todas las cosas positivas sobre el evento inmediatamente después. Obtén comentarios de aliados de confianza. Emplea a tu yo editor para que te ayude a revisar de manera proactiva la situación con un nuevo enfoque.


Reconoce que todos tienen un yo crítico


Es crucial que los líderes puedan manejar su propia "negociación interna" entre su yo crítico, campeón y editor, dice Giardella, y es igualmente importante que un líder esté preparado para manejar a alguien que por su propio yo crítico causa conflictos, conversaciones desafiantes, o comportamientos contraproducentes.

Discernir cuáles pueden ser sus mensajes críticos internos puede ser muy útil al tratar de descubrir la mejor manera de comunicarse e influir en esta persona.

Considera que todos tienen una historia con desafíos difíciles en sus vidas que podrían afectar su comportamiento. Si te acercas a alguien con culpa, eso inicia el ciclo de culpa y vergüenza. Un enfoque más estratégico sería adoptar una mentalidad de aprendizaje utilizando una investigación humilde: hacer preguntas con una actitud de interés y curiosidad en la otra persona para comprender sus puntos de vista.

Los líderes exitosos aprenden a abordar a las personas y las conversaciones con mayor conciencia y destreza. Suelen ser expertos en ir más allá de los mensajes limitantes del yo crítico para sentirse libres de participar, imaginar e innovar por completo.




Traducido de MIT Research: Wednesday, Feb 25, 2020. “How leaders can manage their own inner critic" by Meredith Somers. Todos los derechos reservados.

Menú

© 2020 Adistra. Todos los derechos reservados.