• Adistra News

Eliminando obstáculos para que las mujeres puedan ser líderes


Cynthia Stuckey, directora ejecutiva de Forum Corporation, cree que ya es tiempo de dejar de hablar de la falta de mujeres en cargos directivos y que ejerzan liderazgo y, en lugar de eso, centrarse en las oportunidades de negocio que pueden generar la incorporación masiva de mujeres en liderazgo.

“Debemos conseguir la comprensión de los demás para entender el problema, pero también hay que presentar soluciones para ayudar a los gerentes a comprender el beneficio de un mejor equilibrio entre los géneros. Hay que destacar lo que están haciendo las empresas para construir el equilibrio de género, y cómo estas acciones están surtiendo efecto. La construcción de una organización equilibrada de género requiere habilidad, determinación y coraje. Se puede enseñar, animar, y por ende, recompensar. Debe ser aceptada y acordada a nivel de juntas directivas y CEO, debe prevalecer y ser ejecutado en todas las organizaciones ", señala Stuckey.


Alentando a las mujeres a subir la escalera corporativa

Durante muchos años, las empresas han estado luchando por atraer y retener a mujeres para cargos de liderazgo. Esto plantea la pregunta: ¿Cómo las empresas animan a las mujeres a subir la escalera corporativa?

“A través de las interacciones con gerentes femeninos hacia la incorporación de mujeres como líderes de alto rango, se ha demostrado que todavía hay una serie de problemas que impiden a las organizaciones atraerlas y retenerlas apropiadamente. Para muchas empresas los modelos femeninos no están representados en todos los niveles de sus organizaciones, lo que demuestra que no hay compromiso visible para demostrar que las mujeres son importantes en papeles de liderazgo. Las generaciones más jóvenes y los que están en posiciones de liderazgo de nivel medio necesitan ver e interactuar con las mujeres líderes de alto nivel para establecer la confianza en sí mismos y la confianza necesaria para que las empresas valoren las contribuciones de las mujeres ", explica Stuckey.

Sin embargo, muchas mujeres líderes, incluyendo Stuckey, dirán que una de las mayores razones de la insatisfacción en el trabajo y que las anima a dejarlos es la sensación de ser una "extraña" para la organización o estar fuera de lugar.

De acuerdo con Stuckey, “Incluso si estás en la cima de la organización, o en un rol de liderazgo clave para esta, a menudo las mujeres sienten un agudo sentimiento de aislamiento y así, finalmente terminan dándose cuenta que no están plenamente integradas en la operación del negocio. A pesar de que las mujeres asuman importantes roles y títulos de poder en liderazgo, a menudo sienten no estar en el mismo pie de seguridad con líderes masculinos aun en papeles similares. De este modo, las mujeres esperan que los retos o desafíos ocurran cuando adquieren puesto de alto rango, no obstante, los problemas aparecen cuando hacen frente nuevamente a la equidad de género”.