• Adistra News

Enfrentando la Adversidad: Las Mejores Prácticas contra el Fracaso


El Fracaso: Todos lo odiamos. De hecho, ni siquiera nos gusta hablar de ello. En pro de nuestro orgullo nos reusamos a reconocerlo. Las personas supersticiosas prefieren evitar cualquier evidencia de pensamiento acerca de este. Cualquiera sea la razón, la naturaleza humana con frecuencia nos lleva a hacer vista gorda respecto de nuestros fracasos.

¿Qué pasa con el fracaso que nos lleva a distanciarnos de él apenas pasa la polvareda? Si realmente queremos aprender y crecer, necesitamos tocar el fracaso, conocerlo, analizarlo, antes de alejarnos de este.


Las Bases del Éxito

Uno de los sellos de mi compañía es su investigación respecto de los líderes exitosos provenientes de todos los campos. Hemos aprendido que uno no se puede sumergir en las lecciones del éxito, sin reflexionar respecto de los reflejos del fracaso. Se requieren mutuamente, pues lo que permite el acceso a uno, permite el acceso al otro.

Su rol como gerente es ayudar a sus equipos a construir bases sólidas para alcanzar el éxito, las que se encuentran enraizadas en los sistemas de soporte y apoyo. Por ejemplo, una sesión de planificación estratégica necesita involucrarse concretando acciones específicas para los trabajadores a la vez de relacionar los sistemas de apoyo y soporte. Si es esencial para el equipo que Jack ejecute sus tareas de modo impecable y a tiempo, entonces debe ser igual de esencial para el equipo, proveer de sistemas de soporte y apoyo para habilitar a Jack a ejecutarlas.

Es tristemente sorprendente, como muchas compañías y sus gerentes, hablan de la boca para afuera en lo que se refiere al soporte y apoyo. Mucha conversación, con incluso mucha disposición a especificar respecto de ello, pero lo que separa a los ganadores de los perdedores es lo que ocurre después de ello. De tiempo en tiempo, las compañías, organizaciones y equipos que evitan los cierres y términos, fracasan. Punto. Si las organizaciones se toman en serio la necesidad de completar un plan detallado con la implementación de los sistemas de soporte y apoyo, sus posibilidades ciertas de éxito aumentan de modo significativo.


Anatomía del Fracaso

¿Pero cuál es el mejor enfoque a adoptar cuando la iniciativa fracasa? Los sistemas de soporte se pueden clasificar en cuatro tipo de categorías, que poseen la misma importancia entre si y la mayor parte de las veces son interdependientes. Y en el contexto de las iniciativas estratégicas concretas, esto se puede detallar bastante. De este modo, cuando una iniciativa fracasa, es necesario que tome distancia y observe sus bases en este contexto.

Destrezas, Habilidades -- Para actuar de modo exitoso en el lugar de trabajo, los colaboradores deben poseer el conocimiento y habilidad para desempeñarse. Con demasiada frecuencia, la capacitación o entrenamiento en destrezas y/o habilidades es concebido sólo en el contexto de los fracasos recientes o pasados.

Medio Ambiente -- Los trabajadores tienen éxito con mayor frecuencia, cuando están un contexto de soporte, que les provee de las herramientas, espacio y recursos y del apoyo socio/emocional apropiados. Este es un aspecto del soporte que los trabajadores detallan muy bien y de mejor manera.

Motivación -- Un sistema de soporte común en los lugares de trabajo es la motivación, que puede darse bajo múltiples maneras. Esta puede ser presentada de modo positivo o negativo, generando distintos tipos de respuesta. Dado que cada persona es diferente, los gerentes avezados, se dan tiempo para aprender e identificar “las palancas” individuales de cada una de las personas con quienes trabajan.

Cooperación de equipos — En el lugar de trabajo, estimulemos a los equipos, sabiendo que la presión de los pares, puede inspirar el comportamiento adecuado, tanto como el ofrecer apoyo social, camaradería y, sinergia. El no querer “decepcionar” a los otros, es citado con frecuencia como un motivador para modelar comportamiento de equipos. De modo adicional, los roles interdependientes requieren que los trabajadores comprendan las causas y efectos en los distintos escenarios de sus interacciones. Como todo tipo de apoyo, es mejor identificar lo que está sucediendo.

Salir más fuerte del Fracaso — Es importante reconocer causas de nuestros fracasos, ya sea en lo personal o profesional, pero es más importante aún convertirlo en una experiencia constructiva. Si realizamos una evaluación meticulosa de nuestras caídas y tropiezos, con frecuencia observaremos que los sistemas de apoyo y soporte adecuados no se encontraban en su lugar hace mucho tiempo.

Las compañías más exitosas son buenas al momento de detallar. Al contrario, el fracaso se encuentra enraizado en la falta de planificación. Independiente de lo que escojamos aprender, podremos ver que siempre el punto de quiebre se encuentra anclado en el soporte.




Traducido de ATD: Tuesday, Nov 14, 2006. “Facing Adversity" by Robert Evangelista. ATD. TD Archives. Todos los derechos reservados.

Menú

© 2020 Adistra. Todos los derechos reservados.