• Adistra News

Gerentes dentro del proceso de capacitación: un socio efectivo que no se toma en cuenta


Cuando pienso sobre mis más de 30 años en el área de capacitación y desarrollo, puedo ver que muchas cosas han cambiado, así como también, muchas cosas realmente positivas siguen siendo aún las mismas. Sin embargo, sólo una cosa no se ha mejorado aún: Y esto es cómo un gerente que busca potenciar a su equipo, puede comunicarse eficientemente con el mundo de la capacitación y del entrenamiento.

Aquí le presento un típico escenario: Un gerente acercándose al área de capacitación y desarrollo o ante un consultor externo; con una necesidad directa de lograr el cambio necesario para su equipo.

Después de la discusión típica acerca de los resultados esperados, el profesional del área de capacitación y entrenamiento le ofrece un plan de formación sugerido, ya sea en aula o de formación en línea, es decir, vía eLearning.

A lo que el gerente solicita a menudo (o se queja) "¿Puede hacerlo en menos tiempo?". "Mi equipo se siente demasiado presionado", y comienza a enumerar una larga lista de sus derechos corporativos. (O bien, el gerente está bien con el marco del tiempo recomendado, pero al tratar de programar, esto se convierte para él en una pesadilla, considerando que la capacitación se debe realizar para algún momento de esta era.)

Varios puntos a tener en cuenta:

  • Primero, respondiendo a la pregunta: ¿Será posible hacerlo en menos tiempo? (incluso si la palabra empleada es “nosotros”, por lo general siempre significa lo mismo: el entrenador). Pero qué pasa con el capacitador, él es sólo un jugador en el equipo y, si hemos de creer en algunas investigaciones en curso, el tiempo no es lo más importante.

  • Segundo, haciendo referencia a la sesión de entrenamiento. Cuando las personas han participado en procesos de capacitación, se espera que ellos vivan una experiencia que los transforme. Se espera, entonces, que sean capaces de aplicar sus habilidades recién desarrolladas en una variedad de condiciones en el puesto de trabajo, esto, a menudo, después de un considerable tiempo después de la capacitación y de acuerdo con sus prioridades y necesidades de aceptación del cambio que implica esta capacitación. Viendolo desde ese punto de vista ¡La capacitación no está tan mal!

  • Tercero, está el factor tiempo, lo cual implica que cuanto menos tiempo dediquemos a la capacitación, mejor. Por supuesto, es una buena idea hacer algo tan eficientemente como sea posible, pero el mensaje sería mejor cambiarlo de “para acabar de una buena vez con esto" a "para obtener los mejores resultados en la capacitación y replicarlos en mi puesto de trabajo"


Aprender nuevas habilidades y destrezas requiere ti