• Adistra News

Lleve a su equipo hacia la excelencia a través de un liderazgo realista


Ayude a su equipo a dejar el drama, a aceptar lo que es y seguir adelante.

Si es que encuentra a su equipo estresado en algún momento o lugar, puede en realidad ser un signo positivo. Las situaciones difíciles o desafiantes no son la causa de que un equipo esté estresado, sino más bien le señalan en qué necesita aprender y crecer su equipo. Así es que no pierda la oportunidad para que persigan la excelencia. En lugar de arrancarse de los desafíos, cámbieles la forma en la que visualizan la realidad, de tal manera que aprovechen la ocasión y logren resultados a pesar de la situación.

Si es que le parece contra intuitivo el considerar el estrés y la frustración como el primer paso del desarrollo, probablemente tiene razón. Muchos hemos sido entrenados para creer que nuestro trabajo es el aliviar el sufrimiento de nuestros empleados. Si un miembro o todo el equipo de trabajo le golpean la puerta para desahogarse, uno tiende a moverse rápidamente para intentar cambiar las circunstancias que los están agobiando. Y eso es exactamente en donde le fallamos a nuestros empleados, sobre reaccionando y saltando a arreglar su realidad, en lugar de ayudarlos a crecer más allá de sus circunstancias, desarrollarles inmunidad ante lo que encuentran estresante, y de esta forma prepararlos mejor para lo que sea que venga en el futuro.

Como resultado, reforzamos su mentalidad de víctima y les privamos del aprendizaje de las habilidades necesarias para estar mejor preparados en el futuro. Este enfoque ciertamente parece bueno al principio, pero es exactamente lo que está impidiendo su éxito en el futuro. Las circunstancias externas no son la razón por las que su equipo pueda o no tener éxito, sino es la realidad en la que deben tener éxito.

¿Cómo podemos asegurarnos de no caer en estas funestas prácticas de gestión y de proporcionar a nuestros empleados el desarrollo que realmente se merecen? Los siguientes principios de liderazgo realista pueden servir como una guía para convertir las experiencias de su equipo en un verdadero combustible para su crecimiento.


I. Termine con las discusiones acerca de la realidad


Como líder, lo primero que puede hacer para poner fin a este ciclo es parar la discusión de su equipo con la realidad. Esta respuesta bastante común es ineficaz y crea una epidemia de dramas y barreras emocionales en el lugar de trabajo. La persona promedio gasta dos horas al día discutiendo con la realidad, creando historias ficticias en su cabeza y perdiendo el tiempo y energía en cosas que podrían no ser verdaderas o modificables. Este patrón es lamentable, teniendo en cuenta que esta es una discusión completamente inútil.