• Adistra News

Como promover el cambio organizacional


Cambiar significa renunciar a algo. ¿Qué estás dispuesto a renunciar para seguir adelante? Deja de resistirte al cambio, incluso si este duele. La forma en que percibes a una situación cambiante, o incluso a una persona que está cambiando, predetermina tu reacción.


Piense en los tiempos que has cambiado en tu vida personal sin el apoyo de tus amigos o familiares. Duele, ¿verdad? Pero con o sin ellos, hiciste que el cambio sucediera. Sabías que funcionaría, aunque fuera doloroso.


Considere las siguientes razones para resistir el cambio:


• Defender las viejas costumbres.

• Miedo al futuro.

• Incertidumbre.

• Cambio inesperado.


¿Alguna de estas razones te detiene, provocando que afectes negativamente a una situación, a ti mismo o a otras personas?


Las cuatro etapas de un cambio son:


Negación: Niegas que el cambio esté ocurriendo de verdad

Ira: te enojas por el cambio

Regateo: Negocias para mantener las "viejas formas" en lugar del cambio.

Encara: acepta el cambio.


Puedes mostrar menor productividad en tu propio desempeño o en el de otros, junto con una baja moral si tú o ellos están en la fase de negación, enojo o regateo. Lo fundamental es la rapidez con la que puedes adaptarte, recuperar y superar la calidad y la cantidad de tu trabajo, por encima del nivel previo al cambio, o sea antes de la fase de negación.


Tómate el tiempo para conocerte a tí mismo y cómo manejas el cambio con firmeza, sentido práctico y creatividad. Siempre estás en condiciones de marcar la diferencia. Controla tu actitud controlando tu diálogo interno. Tome parte de los cambios al considerar que una parte central de la descripción de tu trabajo es ser responsable de gestionar el cambio. Elige tus batallas con cuidado.


La alta gerencia recibe muchas críticas durante los tiempos de cambio. Ahora tienes la oportunidad de mostrar tu lealtad y compromiso. Si tu organización esperara hasta que el cambio se pudiera hacer de manera perfecta, nunca podría hacerlo.


Debes practicar buenas técnicas de manejo del estrés, porque adaptarse a las nuevas circunstancias es como un drenaje para tu energía psicológica. Mantener el sentido del humor es un paso en la dirección correcta, así como cuidar la salud corporal.


¿Qué pasa con el cambio organizacional?  “Las organizaciones deberían recompensar a los que toman riesgos, incluso si se quedan cortos de vez en cuando. Hágales saber que las promociones y la gloria van para los innovadores y los pioneros, no para los conservadores que temen la controversia y evitan tratar de mejorar cualquier cosa", escribió el Capitán D. Michael Abrashoff en su libro, It’s Your Ship.


Hay tres tipos de cambios organizacionales:


Adaptativo: reintroduces una práctica familiar.

Innovador: introduce una nueva práctica utilizada en otros lugares.

Revolucionario: introduces una nueva práctica que nunca antes se había utilizado.


Cualquiera de estos cambios organizacionales debe incluir una visión, habilidades, incentivos, recursos y planes de acción de principio a fin para identificar los objetivos específicos, autoridad, control y gestión. Con este enfoque, una organización puede abordar las preguntas y reacciones de los empleados para evitar confusiones y resistencias.


Comunique continuamente sobre los cambios de roles, responsabilidades y expectativas, y brinde apoyo activo y visible a los departamentos. No cree una cultura de miedo al fracaso. Espere y aprenda de los errores, porque es seguro que ocurrirán.


Después de empoderar a los empleados, hágase menos directivo dando un paso atrás y dejándolos actuar. Una organización debe hacer cumplir los cambios mediante recompensas y flexibilidad hasta que se vuelvan estables y permanentes.


"El arte del progreso es preservar el orden en medio del cambio y preservar el cambio en medio del orden". — Alfred North Whitehead.





Traducido de ATD: Wednesday, June 21,  2017. "How to Promote Change in Your Organization" by Carrie Van Daele.  ATD.  TD Archives.  Todos los derechos reservados

Menú

© 2020 Adistra. Todos los derechos reservados.