• Adistra News

5 claves del eLearning efectivo



Recuerde un curso en la universidad que tuvo un impacto duradero en usted. ¿Qué tenía de especial? ¿O por qué le fue muy útil? ¿O porque el profesor era muy bueno? ¿O la interacción con los compañeros la hizo significativa? Si lo piensa con calma, identificará ciertos elementos que hacen que cualquier experiencia de aprendizaje sea memorable, útil y agradable. Aquí hay algunos elementos que me vienen a la mente.


· La motivación del alumno; Cuanto más motivados estén los alumnos, más aprenderán (razón o propósito del aprendizaje).


El estímulo correcto (en forma de conocimiento, habilidades o actitudes) presentado de una manera atractiva e interactiva (enseñanza)


· Oportunidades para poner a prueba su aprendizaje (aplicación del aprendizaje)


· Retroalimentación sobre el desempeño, incluida la orientación para las respuestas incorrectas y el refuerzo de las respuestas correctas (retroalimentación y refuerzo para completar el ciclo de aprendizaje)


· Recompensas por dominar la materia al aprobar un examen final (recompensas extrínsecas que mejoran la motivación)


Cualquiera de ellos, o la totalidad de estos cinco elementos harán que el aprendizaje sea efectivo y agradable. En un aula, se espera que el instructor proporcione la mayoría, o todos, estos elementos. En realidad, los instructores se consideran "buenos" sólo cuando son competentes en el uso de la mayoría de estos elementos. Pero cuando se trata de e-learning a su propio ritmo, no hay un instructor que guíe al alumno, entonces, ¿cómo proporciona el curso estos elementos esenciales del aprendizaje?


En un mundo de aprendizaje mejorado por la tecnología, es fácil desviarse por el poder de los dispositivos y las herramientas, tanto que tiende a olvidar la parte del aprendizaje. Una vez me encontré con un curso en línea que estaba tan lleno de elementos tecnológicos impresionantes y llamativos que el aprendizaje se perdía en el proceso. Cuando creamos cursos en línea, una forma de verificar si el curso va a ser efectivo es asegurarse de que estos cinco elementos estén presentes.


1. Motivación


Debe apelar a la motivación de los alumnos y dejar claro desde el principio lo que deben lograr al finalizar el curso: una certificación, un avance profesional o un conocimiento que les ayude a realizar mejor su trabajo. Necesitamos exponer esto en los objetivos de aprendizaje y recordar que estos objetivos se basan en el desempeño. Los criterios para considerar el aprendizaje exitoso y las condiciones en las que se desempeña la persona deben estar siempre presentes. El curso debe satisfacer las necesidades de los alumnos: mayor conocimiento, certificación, facilidad para realizar el trabajo o la tarea, cumplir con un reglamento o requisito legal, o cualquier otra necesidad. Básicamente, si estamos asignando el curso a personas, necesitan saber por qué deben invertir su tiempo y completar el curso. Esta es la clave de la motivación.


2. Estimulo


Una vez que las personas se inscriben en el curso, debemos asegurarnos de que se involucren, participen en las actividades y lo completen. En consecuencia, el curso debe tener una estrategia de aprendizaje eficaz que aborde las necesidades de la audiencia. Una buena estrategia de aprendizaje tendrá en cuenta la audiencia, el tema y el entorno de aprendizaje. Los diferentes públicos requieren diferentes enfoques de enseñanza. Por ejemplo, enseñar a adultos, niños, trabajadores de fábricas, personal de oficina, Generación X o Generación Y requiere distintos enfoques. No existe una única y mejor manera.


Asimismo, distintas asignaturas responden mejor a distintas metodologías de enseñanza; no enseñamos matemáticas de la misma manera que enseñamos filosofía. Además, el curso debe tener actividades tales como puntos de acceso, cambios de imagen, gráficos, presentaciones de diapositivas y animaciones para ayudar a los alumnos a retener mejor la información y durante un período más largo. Además, ayuda a condensar un documento detallado en partes fácilmente comprensibles. Sin embargo, tenga en cuenta que los alumnos no siempre tienen que interactuar físicamente con el curso. También podemos hacer que interactúen con él mentalmente haciéndoles pensar críticamente.


3. Oportunidades para aplicar el aprendizaje


Necesitamos asegurarnos de que el curso brinde amplias oportunidades para que los alumnos apliquen lo que han aprendido. Esto se suele hacer mediante evaluaciones formativas. Hay una variedad de evaluaciones para elegir: preguntas de opción múltiple, juegos, rompecabezas, arrastrar y soltar, combinar, etc. Las evaluaciones formativas, idealmente, se colocan inmediatamente después de que el alumno completa un objetivo de aprendizaje o sub objetivo específico.


4. Retroalimentación y Refuerzo


El aprendizaje necesita refuerzo. En una sesión de capacitación cara a cara, el capacitador puede hacer preguntas e iniciar discusiones o interacciones para reforzar el aprendizaje. En el caso de los cursos en línea, el refuerzo se puede proporcionar con la ayuda de la retroalimentación proporcionada a las evaluaciones formativas en el curso. La retroalimentación debe ser tanto para respuestas correctas como incorrectas. Aún es mejor retener la retroalimentación en el caso de respuestas incorrectas hasta después de darle al alumno otra oportunidad de hacerlo bien. Esto hará que el alumno se "estire" un poco antes de que se dé la respuesta correcta.


5. Evaluación


Nosotros, como instructores, tenemos que evaluar la eficacia del curso de formación y los alumnos deben evaluar su aprendizaje. En la capacitación tradicional en el aula, esto generalmente se hace a un nivel de reacción: hojas de sonrisas, formularios de comentarios o una jornada de puertas abiertas. Sin embargo, en e-learning, podemos alcanzar un nivel de aprendizaje de evaluación.


Cualquier buen curso de e-learning tendrá objetivos de aprendizaje basados ​​en el desempeño y podemos formular un conjunto sólido de evaluaciones sumativas para medir el aprendizaje terminal. Las evaluaciones suelen ser preguntas de opción múltiple para facilitar el seguimiento del sistema de gestión del aprendizaje.


6. Recompensas


Las recompensas del aprendizaje son tan esenciales como cualquier otro elemento del aprendizaje exitoso. Si se recompensa adecuadamente, la motivación de los alumnos para aprender más aumenta y también lo hará su apertura para probar lo que han aprendido en el trabajo. Las recompensas pueden ser tangibles en forma de certificados o títulos. Al diseñar el curso, es importante tener en cuenta el resultado: ¿Cuál es la recompensa que obtiene la persona al completar el curso? Podría ser un certificado, una recomendación o una insignia, pero ser recompensado de una forma u otra es fundamental para un aprendizaje eficaz. Además, para garantizar que el aprendizaje continúe más allá del curso, proporcione a los alumnos recursos y asistencia para seguir aprendiendo sobre el tema.


En un mundo de inclinaciones digitales impulsado por aplicaciones y conceptos de micro aprendizaje, es bueno revisar los conceptos básicos y recordarnos qué hace que el aprendizaje sea efectivo. Tener en cuenta los elementos clave nos ayuda a desarrollar un curso que cumple con éxito sus objetivos.





Traducido de ATD: Thursday, August 11, 2016. “Back to Basics: 5 Essential Elements of Effective E-Learning" by RK Prasad. ATD. TD Archives. Todos los derechos reservados




8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo