• Adistra News

Como salir del desierto del eLearning


Cuando se estrena a los colaboradores en un programa de e-learning en una organización que nunca lo ha empleado anteriormente, use estos cuatro pasos.

Lo crea o no, todavía hay organizaciones que no están seguros de lo que es el e-learning y los beneficios que tiene para ofrecer una experiencia de aprendizaje en línea. Lo sé, porque a fines del 2013, pertenecía a una organización que estaba en el desconocimiento del eLearning.


Felicitaciones a todo el equipo directivo por el reconocimiento de la necesidad del eLearning y contratar a alguien para llenar el vacío. Aun, gasté más del año 2014 y ahora del 2015 convenciendo, demostrando y persuadiendo a los gerentes para usar el eLearning como opción en sus capacitaciones.


Aquí hay cuatro simples pasos para ayudarle a construir la aceptación de un programa de eLearning con éxito en su organización.


I. Encuentre un fanático o alguien dispuesto a adoptar rápidamente la nueva tecnología

Por lo general, el término “early adopter” se refiere a alguien que salta sobre las nuevas tecnologías tan pronto como estas salen. En cierto modo es el caso de que, quienes saltan a la tecnología son los más jóvenes, encontrándose en los tramos cercanos de los 20 años.


Lo que estamos buscando es la persona que sabe lo que es el eLearning y esté dispuesto a aprovechar al máximo de esta tecnología. Usted quiere un campeón que ha venido de otra organización en la que se utiliza ampliamente el eLearning y está aprobada su eficacia.


En mi caso, fui buscado por un gerente que lo necesitaba con suma urgencia. De inmediato, me hizo crear tres módulos de capacitación de eLearning.


II. Presente el programa de eLearning de una manera sencilla y amena

Con el producto terminado en la mano, tuve la oportunidad de reunirme con los gerentes, asistir a reuniones de equipo, y conocer expertos en el tema con un ejemplo de la metodología eLearning. También creé un diagrama de flujo que muestra el proceso para el desarrollo de un módulo de aprendizaje, junto con algunos puntos de discusión acerca de las responsabilidades.


Armado con estos artículos, me reuní con los clientes potenciales, y en no más de 15 minutos de su tiempo, les efectué una demostración rápida y generé con ello una discusión. Inevitablemente, fue más que eso ya que el cliente potencial de repente comenzó a discutir y preguntar acerca de los potenciales módulos.

III. Realice Seguimientos.

Por supuesto que las discusiones de los módulos potenciales no siempre han conducido hacia el trabajo real. Tras el entusiasmo inicial, la vida real se establece. La gente está ocupada, ya que otras prioridades afloran. Ahora es su trabajo para hacer esas llamadas, visitar dichas oficinas, y recordar a los clientes de su entusiasmo inicial.


Recuerde la lista de módulos potenciales que el cliente ha discutido con usted durante la sesión. Mencióneselos. Pregunte por su estructura de negocio. Si están demasiado ocupados, pregunte cuándo podría haber un mejor momento y marque la cita en su calendario. Sí, usted se va a convertir en un vendedor telefónico molesto, pero confíe en mí; vale la pena.


IV. Haga la entrega del servicio

Comience modestamente. Se necesita muy poco para impresionarlos: probablemente funcione bien con interacciones simples, voz en off, y animación básica, Entregarles un módulo de eLearning del siglo XXI, lleno de juegos sería como pasarle un Lamborghinni a un conductor que está recién aprendiendo a manejar. Sería aterrador y, posiblemente, muy difícil de controlar. Una vez que los alumnos se acostumbren a la navegación básica y al ritmo de los módulos, puede usted comenzar añadiendo lentamente más y más funcionalidades.

Por supuesto, no abandone los principios anticuados, pero buenos, del aprendizaje en adultos, porque al final del día, sus alumnos estarán tomando su módulo para aprender una nueva habilidad o para reforzar una ya existente. No existen modalidades de juegos o efectos especiales que valgan la pena el esfuerzo, si no se cumplen los objetivos de aprendizaje.



La aceptación del eLearning

La gran noticia de la aceptación del eLearning en mi organización ha sido fenomenal. En el final de mi primer año, había producido y lanzado 13 módulos y tenía otros 6 en desarrollo. Nos estamos preparando para lanzar uno de los mayores módulos hasta la fecha, que requerirá de capacitación para todos los empleados. Estoy orgulloso del progreso que hemos hecho y esperamos más éxitos del eLearning en los meses y años venideros.


Al final, la introducción del eLearning en una organización puede ser tanto frustrante, como gratificante. Si usted tiene la paciencia y tiene en cuenta estos pasos, podrá, de forma lenta, pero segura, tener una buena aceptación de acogida y éxito.



La difícil situación del Empleado


Los gerentes fueron los primeros obstáculos en la introducción del eLearning en la organización. Para algunos empleados, la aceptación del eLearning se parecía al modelo de Kübler-Ross de las cinco etapas del duelo:

• Negación: “Si no tomo la capacitación, ésta solo pasará o alguien se ofrecerá para comentar la sesión que dirigió el relator”.

• Enojo: “Simplemente no funciona. El módulo no se iniciará. No puedo conseguir el sonido. No puedo perder el tiempo y ser molestado por esto”

• Negociación: “¿Hay alguna otra manera para obtener crédito?”

• Depresión: “Esto no va a desaparecer. Mi jefe me está presionando. El sistema me dice que estoy atrasado. Oh, pobre de mí”.

• Aceptación: “Puede ser que simplemente lo haga. Oye, que no era tan malo después de todo”.

Para algunos de estos empleados, el eLearning puede ser amenazante y abrumador. Estos son algunos consejos para ayudarles:

Tenga paciencia y comprensión. Por mucho que usted quiera sacudirlos, de un paso atrás, respire, y trate de ponerse en sus zapatos. ¿Cómo se sentiría Ud. si le pidieran hacer algo totalmente nuevo y que salga bien al primer intento?


Esté disponible. Anímelos a que consulten por Ud. si experimentan dificultades. Ayúdelos a trabajar a través de los problemas. Mantenga la calma y la serenidad, incluso si no lo está.


Sea Flexible. En mi organización, muchos gerentes querían limitar a tres intentos la cantidad de veces que los empleados tuvieran para pasar una prueba. Con la abrumadora tarea de utilizar la nueva tecnología, la navegación por el módulo, el aprendizaje de la materia, y además, tomar una prueba, tuve que sugerir que se suba el límite de intentos en todos nosotros. Sea flexible y esté dispuesto a dar marcha atrás en una idea si no está funcionando. Usted no quiere ser un obstáculo para el aprendizaje.

Traducido de ATD: Saturday, Aug 08, 2015. “Emerging From The E-Learning Desert" by Brian B. Niemiec. ATD. TD Archives. Todos los derechos reservados.

Menú

© 2020 Adistra. Todos los derechos reservados.