• Adistra News

Habilidades blandas para el futuro


Se prevé que cinco habilidades del hemisferio derecho del cerebro tendrán una alta demanda en la "Edad Conceptual".

La creatividad está emergiendo como la calidad de liderazgo más importante para el éxito. El mundo de los negocios está pasando de valorar exclusivamente las habilidades del hemisferio izquierdo del cerebro, como lo son la competencia de la materia y la competencia técnica, a la búsqueda de individuos con habilidades del hemisferio derecho del cerebro, como lo son la adaptabilidad e imaginación.

EEUU se está moviendo de la era de la información a la edad conceptual, donde el pensamiento creativo llegará a ser tan esencial como el pensamiento lógico

Según Daniel Pink, quien acuñó el término "Edad Conceptual", son tres los catalizadores responsables del cambio de era: la externalización asiática, la automatización y la abundancia. Para que la mano de obra occidental compita con la mano de obra extranjera más barata, debemos desarrollar las habilidades del hemisferio derecho del cerebro.


I. Las habilidades deseadas

Se ha generado cierta evidencia de que la Era Conceptual ya está bien encaminada. Durante décadas, las grandes organizaciones que se han beneficiado de las capacidades analíticas y funcionales del hemisferio izquierdo del cerebro, ahora se encuentran en la necesidad de contar con habilidades diferentes, del hemisferio derecho del cerebro.

La responsabilidad fiscal y el conocimiento global ya no son suficientes para mantener una ventaja competitiva.

Entonces, ¿Cuáles son las habilidades blandas que los empleados y las organizaciones necesitan en los próximos años? Son las que capacitan a las organizaciones para desafiar el “status quo” y mirar hacia el futuro. Convierten a los empleados en visionarios y les ayudan a buscar nuevas oportunidades de crecimiento. Permiten a las organizaciones anticiparse a los cambios. Mi libro, Kill the Company, explora las cinco habilidades más críticas de la Edad Conceptual, que son las siguientes:

II. Habilidad Futura #1: La Imaginación Estratégica